Qué visitar

Qué visitar

 

Monasterio de Pedrique

El Monasterio de Pedrique fue desde el siglo XIII lugar de meditación y retiro espiritual para ermitaños. Ya en el siglo XVIII, se adquirió esta finca que entonces era un olivar viejo y un huerto. La inversión en repoblar el olivar y trabajar el huerto, hizo del monasterio un lugar autosuficiente y próspero. Pedrique En la actualidad, Pedrique se ha convertido en el lugar exposición del escultor universal D. Aurelio Teno. En Pedrique podemos contemplar la fusión de arte y naturaleza. En la exposición exterior, vemos hermosos patios  con su serie insectos, las cabras y otros animales;  preside el gran Quijote, como símbolo de la lengua castellana y la constante lucha del hombre. En la sala Gris situada en la planta baja del edificio, se pueden ver distintas esculturas y pinturas se unen para crear una obra única y mística, como los chamanes y las brujas  que recrean el mundo mágico de Pedrique. En la planta 1ª están las famosas águilas de Teno, realizadas en bronce, cuarzo y geodas. La planta baja, la sala Rosa, muestra la obra cronológica del escultor: desde las maquetas de los monumentos que realizó para distintas instituciones internacionales, hasta las esculturas de su época en París. La planta superior alberga la serie “Tauromaquia” como un homenaje a la bravura y el dolor del toro.

Miradores de las Zahurdillas Altas y Bajas

Son dos espacios situados al suroeste de Villaharta, en el paraje de las Lagunillas. Allí encontramos  unos espacios, recuperados por el Ayuntamiento, para el esparcimiento y contemplación del paisaje y la naturaleza. Denominado Las Zahurdillas por su origen, dedicado a la instalación de zahúrdas, aunque también fueron utilizados como unas eras públicas, que los vecinos utilizaban para trillar y aventar las mieses.

Monumento a San Rafael

El Ayuntamiento de Villaharta ha querido honrar a su Patrón San Rafael con un Triunfo que nada tiene que ver con otras imágenes existentes del Arcángel. El autor, el famoso esculto D. Aurelio Teno, realizó un estudio minucioso del libro de Tobías en las Sagradas Escrituras y ha conseguió plasmar el carácter viajero del personaje, su extrema pobreza, rodeándolo de simbología para expresar lo que cuenta su historia. En su mano derecha bastón con el ojo de Dios, en su izquierda el pez que sanó, y obró, entre otros milagros, la ceguera de Tobías padre. El monumento se sitúa en el Parque Elías Cervelló, a la entrada del pueblo, muy cerca de la Cañada Real Soriana y el Camino de Santiago. El nombre del parque se debe al descubridor de las Aguas Agrias de Villaharta, que dió a conocer por toda España y en el extranjero. 

Los grifos

Tienen su origen en el año 1955. Su agua proviene, a través de una galería subterránea, de un manantial situado junto a la Plaza de la Constitución. El Ayuntamiento de Villaharta ha rehabilitado el entorno, manteniendo los azulejos originales de una imagen del Arcángel San Rafael y un azulejo con la fecha de inauguración. En su origen, cuando no existía agua corriente servía para abastecer de agua a los vecinos de la localidad.

Parroquia de Ntra. Sra. de la Piedad

Fue construida en 1828, su interior, presenta una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos y por nichos laterales de medio punto, reminiscencias barrocas, en el exterior se refleja el gusto neoclásico de la época, con su torre de ladrillo rojo y la portada con pilastras toscanas. En cuanto a su ornamentación destaca el retablo barroco de la Virgen de Belén, procedente del Monasterio de Pedrique.

Fuentes de Agua Agria

Cerca de Villaharta existe un conjunto de fuentes de agua agria. Se puede visitar algunos de los curiosos templetes que cobijan los manantiales mineromedicinales de fama mundial en el siglo XIX. El Ayuntamiento de Villaharta ha rehabilitado dos fuentes: El Cordel y Malos Pasos, también se ha señalizado las rutas de senderismo por las que se pueden acceder a ellas. Otras fuentes que se pueden visitar en los alrededores de Villaharta son las de San Rafael, Fuenteagria, San Elías, Boca del Infierno, La Lastrilla, La Lastra, Los Angelitos y El Cura.

El Pueblo

Villaharta está situada en pleno corazón de Sierra Morena, desde la Cuesta de la Matanza se ve anclado en la falda del cerro de la Solana. Su casco urbano, recortado sobre el Cerro, es quebrado en dos mitades por la Avenida de Andalucía de la que surgen a un lado y otro de su recorrido las calles de Villaharta típicas por sus grandes pendientes, como la calle Calvario o la calle Real. Sus blancas casas y sus limpias calles ofrecen al turista un lugar lleno de rincones para perderse y conocer este pueblo de sierra. Aprovechando los ensanches de las calles surgen varios pozos públicos (La Fragua, La Fuente, La Modesta, El Pilar, etc.) donde se abastecian de agua las viviendas en los años que no había abastecimiento de agua en las casas.